jueves, 21 de marzo de 2013

Cosas de madre II: El edredón

En mi casa tenemos una expresión muy particular, es “echar el edredón”. Y significa tapar a alguien que puede haber hecho – o haber dejado de hacer – algo que no ha caído muy bien a su alrededor.

La creadora y experta como nadie en echar edredones es, por supuesto, mi madre.

Mi hermana y yo a lo largo de los años hemos aprendido a ver, dentro de su discurso, cuándo está echando edredones a alguien. No es que se haya vuelto menos eficaz, es que nosotras nos hemos hecho mayores y vemos más allá. Aún así, sigue siendo lo suficientemente audaz como para colárnosla en más de una ocasión. Para eso madre no hay más que una y esa siempre será ella.

Yo, a modo de entrenamiento para el futuro, había echado algún edredón principalmente a mi hermana (y ella a mí, todo sea dicho). Sin embargo, últimamente echo edredones a diestro y siniestro. Y eso ocurre desde que soy madre. Pero, ¿qué se puede tapar a un niño de menos de dos años? ¡Oh, tantas cosas!

- “No es que no te quiera, es que cuando está con sus cosas, no hay quien le dé un beso”. Cuando un abuelo le achucha e intenta llamar su atención y el niño se revuelve como si fuera una lagartija.

- “No es que no te escuche, es que cuando está con ‘Pocoyó’, no parte peras con nadie”. Cuando alguien lo llama y ni se digna a voltear la cabeza.

- “No le pasa nada, es que se ha levantado de la siesta y todo le contraría”. Lo que le respondes a la chica de la cafetería cuando estás intentando tomar un café y los gritos del niño se escuchan desde la calle.

Y así, desde que el mundo es mundo, la naturaleza sigue su curso y las hijas se convertirán en sus madres. Amén.

6 comentarios:

  1. jejeje

    ... pero creo que no es exclusivo de las madres ... algunos padres hacemos lo mismo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es muy entrañable convertirse en ellos... Y terrorífico también, jajaja.

      Eliminar
  2. qué ternura... gracias por tu comentario en el blog, me gustó mucho y te respondí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Ladytacones, realmente me emocionó. Besitos.

      Eliminar

Entra en conversación...